domingo, 5 de junio de 2016

Cadaver exquisíto

Cierra los ojos para no oír nada.
Nadie sabe que se ve o que se hará.
Comprar es vender sin saber el sentido de la vida.
No entender para que se respirar es un sinsentido.

La gasolinera estaba cerrada.
El portero de la discoteca fue en busca del camionero.
La medalla fue de plata, no había de oro.
El adolescente salió a correr a las cuatro de la tarde.

Carátulas con vidas sin médicos para hablarlo. La mañana de los erizos buscando empleo y no tener para amarrarlo. Ayer con un cuchillo y la caza avispada tiene que dormir. Agujeros de cimientos en luchas de hombres para poder acabarlo.

La historia de una voz descabellada que no dice nada
En un mundo distópico gobernado por una idea absurda
Basada en el pensamiento de un loco creativo
Que no deja de pensar como aislar sus creaciones disruptivas

No hay comentarios:

Publicar un comentario